Seleccionar página

Lila

42,00

  • Tamaño aproximado de la pieza: 4 cm de largo.
  • Símbolo trisquel celta y cierre de plata.
  • Cordón de acero recubierto de nylon.
  • Resistente a golpes y caídas. Se puede mojar.

 

  • La paciencia es la madre de casi todo lo que merece la pena:  Esta es una pieza realizada completamente a mano, esto significa que se elaborara exclusivamente para ti cuando la compres, su proceso de elaboración tardará entre 6 y 12 días, dependiendo de la complejidad de la misma.

 

  • ¡Cada pieza es realmente única!:  Ten en cuenta que al ser puramente artesanal tu Joya Encantada puede presentar alguna variación propia de la elaboración manual, en ningún caso esto afectará a su calidad y belleza.

 

  • ¡Personaliza!: recuerda que puedes encargar tu Joya Encantada a capricho, si quieres cambiarle el color, el tamaño, la gema… También si prefieres el gancho de plata o de acero, sólo tienes que decírmelo en comentarios al hacer tu pedido y si tienes cualquier duda contáctame sin compromiso.

El nombre de “Amatista”  procede del vocablo griego “amethystos” que significa sobrio, debido a que lo utilizaban de antídoto contra la embriaguez. La amatista se conoce desde hace miles de años, pues ya en el antiguo Egipto se utilizaba para crear joyas, sellos personales y tallas. En la Edad Media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, y aún hoy la llevan en forma de anillos muchos cardenales y obispos. La amatista simbolizaba además la sabiduría divina.

Los yacimientos más importantes los encontramos en Brasil, Uruguay, Mozambique, México, Bolivia, Zambia, Namibia, Sudáfrica o los Urales rusos. En España la podemos encontrar en varias localidades, dando los mejores ejemplares el macizo del Montseny entre Barcelona y Girona.

Esta piedra favorece la planificación del pensamiento, potenciando la asimilación de nuevas ideas y conectando con la causa y el efecto.

Se considera el cristal de la meditación, aumentando nuestra creatividad, intuición, memoria y comprensión de nuestro entorno. Dejando el mineral 10 minutos al día en el centro de nuestra cabeza (chakra corona) estimularemos la glándula pineal y pituitaria, aumentando nuestra claridad mental y potenciando nuestras neuronas.

A nivel curativo, la piedra amatista es ideal para aliviar el dolor de las tensiones físicas, emocionales y psicológicas, bloqueando el estrés geopático. Combate el insomnio y aporta un sueño reparador. Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual. Limpia el aura y transmuta la energía negativa además de estimular los chacras de la garganta y coronilla. Utilizar una punta, ponla mirando hacia ti si quieres que absorba energía o al revés si lo que deseas es eliminarla. Debajo de la almohada en caso de querer mejorar la calidad del sueño.

La piedra amatista nos ayuda a relajar nuestro sistema nervioso y disminuir así la ansiedad producida por el ritmo de vida que llevamos. No solo nos relaja sino que nos despeja la mente para lograr modificar nuestra vida y cambiar todo aquello que no necesitamos.

Se recomienda el uso del cuarzo amatista en relaciones de pareja, procesos de separación y divorcio para favorecer el diálogo y llegar a un entendimiento mutuo. Para depurar nuestro corazón de pérdidas de familiares o seres queridos, e incluso del sufrimiento de una enfermedad grave o crónica. Nos ayudará a comprender la vida con otros ojos y a realizar el duelo con menor sufrimiento.

Descripción
  • Tamaño aproximado de la pieza: 4 cm de largo.
  • Símbolo trisquel celta y cierre de plata.
  • Cordón de acero recubierto de nylon.
  • Resistente a golpes y caídas. Se puede mojar.

 

Ten en cuenta
  • La paciencia es la madre de casi todo lo que merece la pena:  Esta es una pieza realizada completamente a mano, esto significa que se elaborara exclusivamente para ti cuando la compres, su proceso de elaboración tardará entre 6 y 12 días, dependiendo de la complejidad de la misma.

 

  • ¡Cada pieza es realmente única!:  Ten en cuenta que al ser puramente artesanal tu Joya Encantada puede presentar alguna variación propia de la elaboración manual, en ningún caso esto afectará a su calidad y belleza.

 

  • ¡Personaliza!: recuerda que puedes encargar tu Joya Encantada a capricho, si quieres cambiarle el color, el tamaño, la gema… También si prefieres el gancho de plata o de acero, sólo tienes que decírmelo en comentarios al hacer tu pedido y si tienes cualquier duda contáctame sin compromiso.
Semipreciosa / Símbolo

El nombre de “Amatista”  procede del vocablo griego “amethystos” que significa sobrio, debido a que lo utilizaban de antídoto contra la embriaguez. La amatista se conoce desde hace miles de años, pues ya en el antiguo Egipto se utilizaba para crear joyas, sellos personales y tallas. En la Edad Media, el cristianismo adoptó la amatista como símbolo de renuncia a los bienes terrenales y castidad, y aún hoy la llevan en forma de anillos muchos cardenales y obispos. La amatista simbolizaba además la sabiduría divina.

Los yacimientos más importantes los encontramos en Brasil, Uruguay, Mozambique, México, Bolivia, Zambia, Namibia, Sudáfrica o los Urales rusos. En España la podemos encontrar en varias localidades, dando los mejores ejemplares el macizo del Montseny entre Barcelona y Girona.

Esta piedra favorece la planificación del pensamiento, potenciando la asimilación de nuevas ideas y conectando con la causa y el efecto.

Se considera el cristal de la meditación, aumentando nuestra creatividad, intuición, memoria y comprensión de nuestro entorno. Dejando el mineral 10 minutos al día en el centro de nuestra cabeza (chakra corona) estimularemos la glándula pineal y pituitaria, aumentando nuestra claridad mental y potenciando nuestras neuronas.

A nivel curativo, la piedra amatista es ideal para aliviar el dolor de las tensiones físicas, emocionales y psicológicas, bloqueando el estrés geopático. Combate el insomnio y aporta un sueño reparador. Conecta los cuerpos físico, mental y emocional conectándolos con el espiritual. Limpia el aura y transmuta la energía negativa además de estimular los chacras de la garganta y coronilla. Utilizar una punta, ponla mirando hacia ti si quieres que absorba energía o al revés si lo que deseas es eliminarla. Debajo de la almohada en caso de querer mejorar la calidad del sueño.

La piedra amatista nos ayuda a relajar nuestro sistema nervioso y disminuir así la ansiedad producida por el ritmo de vida que llevamos. No solo nos relaja sino que nos despeja la mente para lograr modificar nuestra vida y cambiar todo aquello que no necesitamos.

Se recomienda el uso del cuarzo amatista en relaciones de pareja, procesos de separación y divorcio para favorecer el diálogo y llegar a un entendimiento mutuo. Para depurar nuestro corazón de pérdidas de familiares o seres queridos, e incluso del sufrimiento de una enfermedad grave o crónica. Nos ayudará a comprender la vida con otros ojos y a realizar el duelo con menor sufrimiento.

Abrir chat
1
¿Me puedes ayudar?
Pide por esa boquita
¿Quieres personalizar?