Seleccionar página

Dalia

45,00

  • Tamaño aproximado de la pieza: 5 cm de diámetro.
  • Cordón de cuero.
  • Cierre y mosquetón de plata
  • Resistente a golpes y caídas. Se puede mojar.

 

 

  • La paciencia es la madre de casi todo lo que merece la pena:  Esta es una pieza realizada completamente a mano, esto significa que se elaborara exclusivamente para ti cuando la compres, su proceso de elaboración tardará entre 6 y 12 días, dependiendo de la complejidad de la misma.
  • ¡Cada pieza es realmente única!:  Ten en cuenta que al ser puramente artesanal tu Joya Encantada puede presentar alguna variación propia de la elaboración manual, en ningún caso esto afectará a su calidad y belleza.
  • ¡Personaliza!: recuerda que puedes encargar tu Joya Encantada a capricho, si quieres cambiarle el color, el tamaño, la gema… También si prefieres el gancho de plata o de acero, sólo tienes que decírmelo en comentarios al hacer tu pedido y si tienes cualquier duda contáctame sin compromiso.

Amatista (el cuarzo morado)

La amatista es una piedra que está incluida dentro de la familia de los denominados cuarzos macrocristalinos junto con otros grandes cristales como puede ser el Ojo de Tigre, el Cuarzo Rosa y el Citrino. 

La etimología y origen de esta piedra es bastante interesante ya que proviene del griego amethystos que traducido quiere decir “no borracho”, ya que según se dice es un gran protector de personas ebrias, ayudando y considerándose un preciado antídoto para las afecciones que provoca la embriaguez. El origen de la amatista para la mitología griega cuenta que el dios del vino, Dionisio, estaba enamorado perdidamente de una mujer que llevaba el nombre de Amethystos, esta mujer deseaba seguir casta y pura, evitando en todo momento a Dionisio. Después de muchas plegarias y ruegos, la diosa Artemisa hizo que la doncella se convirtiera en una preciosa roca de color blanco. Se cuenta que, cuando Dionisio vio esto, en su enfado vertió el vino de su copa sobre dicha piedra, tomando el color purpura que caracteriza a la amatista.

Aunque actualmente existen varios puntos de extracción de la amatista, la más reconocida por su valor y su pureza se encuentra en Brasil, también es posible encontrarlas en Zambia, Kenia o incluso Uruguay, siendo este último lugar donde mayor tonalidad purpúrea cuenta, siendo de gran interés geológico.

Dentro de la alquimia, este cristal precioso representa la transformación, el cambio desde algo negativo o que nos hace sentirnos mal, desprotegidos, desmotivados, hasta una sensación positiva, de libertad y felicidad, además de que aquellas personas que tengan dicha piedra cerca de ellas se van a sentir más motivadas en lo que van a realizar, consiguiendo todos sus propósitos por difíciles que parezcan en un primer momento. Se dice que la amatista es capaz de abrir y purificar el sexto y séptimo chakra de nuestro cuerpo y es por eso que en muchos lugares en los que se medita o se busca sanación tanto de cuerpo como de mente se encuentran repartidas por toda la estancia, ya que conseguirán relajarte, eliminar y erradicar la energía negativa que surge de los cuerpos de las personas o de los malos espíritus que nos están rodeando, además de que con un poco de meditación seremos capaces de liberar esa energía positiva que se encuentra estancada en nosotros.

El color de la amatista va a tener especial interés, ya que cuanto más intenso sea su color, más efectos positivos van a suministrarnos.

Según su etimología, va a prevenir los síntomas de la embriaguez, por lo que es bueno llevarlo en celebraciones o eventos en los que las bebidas alcohólicas fluyan y no quieras sentirte mal, ya que te ayudará a razonar mejor, a que no te duela el estómago, aguantando mucho mejor este tipo de bebidas.

Llevar una amatista, ya sea en el bolsillo de tu pantalón, en el bolso o en una joya, te va a ayudar emocionalmente en diferentes aspectos, aunque cabe destacar que cuanto más cerca del cuerpo o incluso tocándolo, más potentes serán sus efectos beneficiosos.

Por un lado, si tienes la mente agitada, son muchos los pensamientos que te vienen a la cabeza y quieres que todos estos se purifiquen y puedas descansar tranquilo, deberás de tener una amatista cerca, y si estos pensamientos te vienen cuando vas a dormir, sitúalo muy cerca de tu cabeza y a la mañana siguiente conseguirás levantarte con más ánimos y más descansado.

Si eres una persona que suele caer fácilmente en la ira o en la rabia, que quieres eliminar de ti los malos pensamientos o incluso aquellas emociones negativas, esta piedra conseguirá hacerlo, pero debes saber que, si estos sentimientos son muy intensos, tendrás que usar una amatista de color violeta, cuanto más oscura mejor.

Para aquellas personas que tienen trastornos psicológicos en los que se vean deprimidos, agobiados, estresados o sientan mucha ansiedad, es bueno que en esos momentos acerquen una piedra de amatista a las sienes y las dejen ahí durante unos minutos dando pequeños masajes, ya que las buenas vibraciones de este cristal pasarán al cerebro, calmándolo.

Descripción
  • Tamaño aproximado de la pieza: 5 cm de diámetro.
  • Cordón de cuero.
  • Cierre y mosquetón de plata
  • Resistente a golpes y caídas. Se puede mojar.

 

 

Ten en cuenta
  • La paciencia es la madre de casi todo lo que merece la pena:  Esta es una pieza realizada completamente a mano, esto significa que se elaborara exclusivamente para ti cuando la compres, su proceso de elaboración tardará entre 6 y 12 días, dependiendo de la complejidad de la misma.
  • ¡Cada pieza es realmente única!:  Ten en cuenta que al ser puramente artesanal tu Joya Encantada puede presentar alguna variación propia de la elaboración manual, en ningún caso esto afectará a su calidad y belleza.
  • ¡Personaliza!: recuerda que puedes encargar tu Joya Encantada a capricho, si quieres cambiarle el color, el tamaño, la gema… También si prefieres el gancho de plata o de acero, sólo tienes que decírmelo en comentarios al hacer tu pedido y si tienes cualquier duda contáctame sin compromiso.
Semipreciosa / Símbolo

Amatista (el cuarzo morado)

La amatista es una piedra que está incluida dentro de la familia de los denominados cuarzos macrocristalinos junto con otros grandes cristales como puede ser el Ojo de Tigre, el Cuarzo Rosa y el Citrino. 

La etimología y origen de esta piedra es bastante interesante ya que proviene del griego amethystos que traducido quiere decir “no borracho”, ya que según se dice es un gran protector de personas ebrias, ayudando y considerándose un preciado antídoto para las afecciones que provoca la embriaguez. El origen de la amatista para la mitología griega cuenta que el dios del vino, Dionisio, estaba enamorado perdidamente de una mujer que llevaba el nombre de Amethystos, esta mujer deseaba seguir casta y pura, evitando en todo momento a Dionisio. Después de muchas plegarias y ruegos, la diosa Artemisa hizo que la doncella se convirtiera en una preciosa roca de color blanco. Se cuenta que, cuando Dionisio vio esto, en su enfado vertió el vino de su copa sobre dicha piedra, tomando el color purpura que caracteriza a la amatista.

Aunque actualmente existen varios puntos de extracción de la amatista, la más reconocida por su valor y su pureza se encuentra en Brasil, también es posible encontrarlas en Zambia, Kenia o incluso Uruguay, siendo este último lugar donde mayor tonalidad purpúrea cuenta, siendo de gran interés geológico.

Dentro de la alquimia, este cristal precioso representa la transformación, el cambio desde algo negativo o que nos hace sentirnos mal, desprotegidos, desmotivados, hasta una sensación positiva, de libertad y felicidad, además de que aquellas personas que tengan dicha piedra cerca de ellas se van a sentir más motivadas en lo que van a realizar, consiguiendo todos sus propósitos por difíciles que parezcan en un primer momento. Se dice que la amatista es capaz de abrir y purificar el sexto y séptimo chakra de nuestro cuerpo y es por eso que en muchos lugares en los que se medita o se busca sanación tanto de cuerpo como de mente se encuentran repartidas por toda la estancia, ya que conseguirán relajarte, eliminar y erradicar la energía negativa que surge de los cuerpos de las personas o de los malos espíritus que nos están rodeando, además de que con un poco de meditación seremos capaces de liberar esa energía positiva que se encuentra estancada en nosotros.

El color de la amatista va a tener especial interés, ya que cuanto más intenso sea su color, más efectos positivos van a suministrarnos.

Según su etimología, va a prevenir los síntomas de la embriaguez, por lo que es bueno llevarlo en celebraciones o eventos en los que las bebidas alcohólicas fluyan y no quieras sentirte mal, ya que te ayudará a razonar mejor, a que no te duela el estómago, aguantando mucho mejor este tipo de bebidas.

Llevar una amatista, ya sea en el bolsillo de tu pantalón, en el bolso o en una joya, te va a ayudar emocionalmente en diferentes aspectos, aunque cabe destacar que cuanto más cerca del cuerpo o incluso tocándolo, más potentes serán sus efectos beneficiosos.

Por un lado, si tienes la mente agitada, son muchos los pensamientos que te vienen a la cabeza y quieres que todos estos se purifiquen y puedas descansar tranquilo, deberás de tener una amatista cerca, y si estos pensamientos te vienen cuando vas a dormir, sitúalo muy cerca de tu cabeza y a la mañana siguiente conseguirás levantarte con más ánimos y más descansado.

Si eres una persona que suele caer fácilmente en la ira o en la rabia, que quieres eliminar de ti los malos pensamientos o incluso aquellas emociones negativas, esta piedra conseguirá hacerlo, pero debes saber que, si estos sentimientos son muy intensos, tendrás que usar una amatista de color violeta, cuanto más oscura mejor.

Para aquellas personas que tienen trastornos psicológicos en los que se vean deprimidos, agobiados, estresados o sientan mucha ansiedad, es bueno que en esos momentos acerquen una piedra de amatista a las sienes y las dejen ahí durante unos minutos dando pequeños masajes, ya que las buenas vibraciones de este cristal pasarán al cerebro, calmándolo.

Abrir chat
1
¿Me puedes ayudar?
Pide por esa boquita
¿Quieres personalizar?